Contratar a personas con discapacidad: un acto de responsabilidad con beneficios para la empresa
Las personas con capacidades diferentes (discapacidad) tienen que enfrentarse a vivir con una sèrie de barreres:  físicas (las más habituales) y sociales (las más dificiles de superar),  que en muchos casos, suponen un impedimento para llevar a cabo cualquier actividad en igualdad de condiciones.   A la hora de encontrar empleo, este colectivo, sigue teniendo serias dificultades, viendo limitada su autonomía y capacidad de autorrealización personal.
Hoy en dia, por parte de las empreses, existe una mayor conciencia, hacia la diversidad y la inclusión a la hora de contratar a personas con discapacidad, sin embargo, hay que tener en cuenta que las empresas buscan que esta medida no afecte su productividad. El  camino hacia la inclusión laboral, de personas con discapacidad, implica un proceso integral que, de hacerse de manera correcta, puede llegar a beneficiar a todas las partes involucrades.
Para proteger los derechos humanos y fomentar un desarrollo igualitario, la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social establece que las empresas, tanto públicas como privadas, que cuentan con un equipo de 50 o más trabajadores, están obligadas a reservar un mínimo del 2% de los puestos de trabajo para contratar personas con discapacidad.  Esta Ley supone  un avance hacia la normalización en el mercado laboral del colectivo, además de ofrecer una serie de ventajas para las empreses,  que lleven a cabo una política de contratación inclusiva.
Contar con personas con discapacidad dentro de una organización, solamente puede traer consigo VENTAJAS: como la  mejora en el clima laboral,  impulso del trabajo en equipo, mejora de la imagen corporativa, etc... además de asegurarse  importantes beneficios económicos, pudiendo acceder a  bonificaciones en las cuotas a la Seguridad y en el Impuesto de Sociedades (LIS),  que regula la deducción por creación de empleo para trabajadores con discapacidad y que permite aplicarse una deducción de 9.000€ o 12.000€ por cada trabajador contratado, según su grado de discapacidad. El objectivo de estas ayudas, es el de fomentar la contratación de este colectivo,  ayudando a las empreses económicamanete para facilitar, la possible adaptación al puesto de Trabajo, eliminando los posibles obstáculos que dificulten la labor de la persona contratada.
 Conseguir la plena inclusión en el mercado laboral, es un objetivo a largo plazo que implica a todos los agentes sociales (empresas y organismes). Y contar con este tipo de deduccions, es clave para alcanzar un futuro más justo e inclusivo.
 
Lourdes Miranda
Tècnica  d'Inserció i Prospecció
Àrea d'Integració Laboral d'ASPID
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración Acepto